Páginas

jueves, 19 de septiembre de 2013

Destino Madrid y Lisboa

"No me das pena ninguna"; es lo que me dijeron en casa cuando les comenté que no sabía si ir a la Madrid-Lisboa de este fin de semana, porque la verdad es que tenía serias dudas cuando recibí la propuesta: tengo las piernas todavía cargadas del UTMB, y llevo un par de semanas apurado y sin tiempo para preparar la logística (muy importante en esta prueba). Pero claro, apareció el "efecto manzana": te entra el gusanillo y...

Pues eso, la Powerade Ion4 Madrid-Lisboa es una prueba de mountainbike de unos 770km que consiste en unir las dos capitales de la península ibérica en un máximo de 60h, y se disputa en equipos (de 2, 3 o 4 corredores), y en formato non-stop por relevos (es decir, el equipo no para, pero los participantes si que se turnan y descansan). Discurre por senderos y pistas (y tramos de carretera, obviamente), de Madrid, Castilla León, Extremadura, y Portugal. No tiene pinta de ser un recorrido muy técnico, ni de tener mucho desnivel (creo que no llega a 7000mDa+ en total), pero será dura igualmente. 

Algo que le da el carácter de aventurilla es que el recorrido no está marcado: habrá que utilizar el GPS para seguir los tracks para ir pasando los puntos de control (estaciones de hidratación y zonas de asistencia). O también que los equipos deben gestionar los relevos y los materiales a emplear (alimentación, mecánica de las bicis, recambios, ropa,...), y el uso de "la tecnología" (llevar una app de seguimiento/seguridad en el móvil, obligatoria, o cargar tracks y baterías en los GPS).

Ojalá no falle nada y podamos comer el domingo un "bacalhau en Lisbon" (yo mejor "arroz con frango").

martes, 17 de septiembre de 2013

Resaca del UTMB 2013

Hay platos cuyo gusto se paladea incluso después de levantarse de la mesa. Pues estas dos semanas he tenido la suerte de saborear lo realizado en el UTMB. Y es que por las prisas del viaje de vuelta (sólo por el apuro, que cansancio no traía, ¿o sí?), en el momento no pensé mucho ello, pero en los días siguientes pude reflexionar un poco sobre la prueba, y sentir el significado de haber sido Finisher. Por eso antes de pasar página, porque tampoco quiero que este menú me repita, quería hacer un pequeño balance.

Veamos: el evento es impresionante; lo cierto es que mucho más no puedo decir. Que si la "carrera de todos los superlativos", que si "la cumbre mundial de la carrera por naturaleza", que si tal, que si cual. No sé si tanto, pues sigo pensando que no es ni de lejos la más dura, ni la más bonita (aunque eso dependerá de gustos), ni la más nada... pero es la más "grande", la referencia, a la que hay que ir como mínimo una vez en la vida.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Crónica del UTMB 2013

Cap. 1: El corralito

MM, JN, el menda, y TG
El centro de Chamonix estaba de bote en bote el viernes al mediodía. Voy hacia el corralito acompañado de los colegas y de MM, otro corredor amiguete. Tenemos que ponernos detrás de todo, junto a las escaleras de la iglesia, y esperar unos 20min. El ambiente es alucinante: el público se cuenta por miles, se ven escenas emotivas de corredores despidiéndose de sus familiares, y la organización anima el cotarro como si fuese una fiesta; será porque lo es.

Estirando, y metido en mis pensamientos, espero a que suene "1492, la conquista del paraiso" para dar la salida. ¿Cuántas veces he pensado en este momento? Miles, pero ahora me siento algo triste. Estoy muy motivado, pero la pierna no va bien, y no llego bien de entreno, así que no puedo evitar algún pensamiento extraño... y que se me escapen un par de lagrimones al más puro estilo Bustamante. Pero estar allí ya era la hostia, así que me mentalicé, me propuse disfrutar, ir tranquilo, y pensar sólo en el siguiente punto de control.

lunes, 2 de septiembre de 2013

UTMB 2013 Finisher



Ese chaleco rojo significa que... ¡soy Finisher del TNF-Ultra Trail du Mont Blanc! Tras 168.7km, 9800mDa+ (y lo mismo para abajo), y 36h34min, lo conseguimos.

Muchas gracias a todos/as por los ánimos, el interés, la ayuda,... Un abrazo.

PD: Ya contaré con calma.