Páginas

jueves, 29 de agosto de 2013

A un día de UTMB

Ni el UTMB ni ninguna otra carrera me va a cambiar la vida, eso está claro, pero aún así estos son días especiales, pues ésta es la prueba más dura de las que me he enfrentado hasta el momento, y su preparación y desarrollo influyen/influirán en la forma de emplear el coco... si es que llego a emplearlo, claro.

A sólo un día de esta fecha señalada son muchas las cosas que se pasan por la cabeza: recuerdos de buenos entrenos y también de días malos o vagos; añoranzas de personas que no pueden estar aquí en Chamonix; sentimientos de culpabilidad por no haber hecho lo que debía, y de alegría por ver los ánimos y apoyos de mi círculo; dudas sobre el material a llevar o la estrategia de carrera; tonterías que las neuronas se empeñan en idear para entretenerse; etc.

Pero disimuladamente hasta hace una semana, y de forma patente en estos últimos días, lo que tengo ahora en la cabeza no es caspa sino preocupación. Y es que la pierna derecha no se recupera, y a veces duele bastante, y 168km y casi 10000m de Da+ es mucha tela que cortar, y no estoy bien. Hoy hasta daba un poco el cante por el Salón del UltraTrail, ya que los que apoyaban raro eran los que venían fundidos de acabar la TDS, pero yo cojeaba ya antes de empezar mi carrera. Mal rollo... y menudo petardo, pensarían al ver la pulserita roja que te identifica como corredor del UTMB (o te marca como el ganado).


Así que, ¿qué hacer? Pues con lo que le cuesta a un chaiñas como yo llegar hasta aquí (en esfuerzo, dinero, tiempo,... suerte), obviamente tomar la salida, pero consciente de que si la pata va mal ya será complicado incluso llegar a Courmayeur. Por tanto la intención es empezar tranquilo, salir a disfrutar de un entorno y un evento únicos, y cuando toque sufrir aguantar lo que se pueda procurando no romperse.

Por lo pronto, hoy tuvimos que hacer cola para retirar el dorsal y la bolsa del corredor, y pasar el control del material obligatorio, en el que le debí caerle bien al tío ya que apenas me miró las cosas (cuando a los de los lados les estaban poniendo pegas por algunos elementos que parecían no cumplir lo solicitado). Y mañana antes de salir prepararemos comida y ropa para reponer, la logística de las asistencias, y dejaremos listo el coche para volver a Galicia en cuanto me retire, me corten, o ¿acabe?

2 comentarios:

  1. Mucho animo y ahora a disfrutar de todo el sufrimiento que te a costado llegar hasta ahí, y si se tuerce mucho la cosa y hay que retirarse quédate con la experiencia que estas viviendo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por los ánimos Somachingum.
    Eso es lo que hice, salir a vivir la experiencia disfrutando y con tranquilidad (fotos, paisajes, gente,...), y al final la cosa salió bien y regreso a casa como Finisher, que era el objetivo.

    ResponderEliminar